Pachacamac: relación entre el santuario de Pachacámac y las islas cercanas

Un importante proyecto busca rescatar de las aguas del mar los vestigios que quedan de la relación entre el santuario de Pachacámac y las islas cercanas a su costa.

Islas Pachacamac

La relación del santuario de Pachacámac con el mar es evidente. Ubicado a escasos 600 metros de la línea costera, en muchas de sus paredes se encuentra decoración que hace referencia a las aves, los peces y a las olas del océano Pacífico. Lo mismo sucede con varios objetos hallados en el lugar como cerámicas y textiles. Por eso, una pregunta que le surge a cualquier visitante, al observar desde alguna de sus pirámides a las islas cercanas de Cavillaca, es si hubo alguna relación entre éstas y este gran complejo arqueológico.

En busca de dar una respuesta a esta inquietud, se ha iniciado este año un proyecto arqueológico enfocado tanto en las islas como en el fondo marino cercano a ellas y que es responsabilidad de la directora del museo de sitio de Pachacámac, Denise Pozzi-Escot.

Ruta marina

Aunque este conjunto de islas, también conocidas con el nombre que se le da al santuario, se ve relativamente cerca de la costa, el desplazarse hacia ellas demanda alrededor de dos horas desde la playa de San Bartolo en bote a motor. Según informan al Diario Oficial El Peruano las encargadas de esta investigación, por referencias de antiguos estudiosos, como Max Uhle o Johann Jakob von Tschudi, se sospecha que en la principal de estas islas existió una huaca.

Sin embargo, este lugar ha servido para acopiar el guano de las aves costeras. Luego del boom de este producto y varias campañas extractivas posteriores, las únicas edificaciones visibles son de la época republicana. Eso no amilana a las encargadas de este proyecto. Se busca, pegado a las formaciones rocosas, algún vestigio que dé cuenta del uso de este lugar en épocas previas a la llegada de los españoles.

Aguas con historia

Pero los trabajos no se limitan a las islas, también apuntan al mar cercano. Rocío Villar, responsable del proyecto, nos explica que la arqueología subacuática en el Perú está poco desarrollada. Ella es la encargada de bucear en la zona, acompañada por su colega chilena, Paulina Acuña. Un dato que recalca es que su labor es más onerosa que la que se lleva a cabo en tierra. Por tal motivo, optimizan al máximo los recursos para sacar el mayor beneficio.

Por ejemplo, las zonas donde se bucea no son elegidas al azar. Se toman en cuenta elementos como las corrientes y las características geológicas del suelo marino al momento de escoger dónde sumergirse.

Asimismo, detalla que esta primera etapa es un primer reconocimiento del área. Dentro de poco, con apoyo de la Marina de Guerra del Perú, se pasará radar a la zona para tener mayor precisión de los sitios en los que se puedan encontrar mayores vestigios culturales.

Por lo pronto, ya se han registrado numerosos objetos de diversa época. Por ejemplo, los restos de un muelle de época republicana usado para la carga de guano. También se ha hallado un interesante número de fragmentos de cerámica prehispánica, pero también una botella y una copa de un período posterior.

Origen de leyenda

El nombre de Cavillaca, con el que se conoce a las islas de Pachacámac, deriva de un mito prehispánico.

Según la historia transmitida de boca en boca y recogida por cronistas, en un tiempo lejano, Cavillaca era una diosa que fue embarazada por Cuniraya Viracocha, otro ídolo de la época.

Las islas de mayor tamaño, de acuerdo con lo contado por este mito prehispánico, serían ella y su hijo, convertidos en piedra al huir del padre.

Una hipótesis que manejan las encargadas de este proyecto arqueológico es que
en el lugar se hayan realizado ceremonias en honor a estas deidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *